domingo, 23 de junio de 2013

Historias de fantasía

Aquí os traigo otras dos historias que me inventé hace algún tiempo:
La primera se llama: EL VIAJE DE AMOR Y LUNA.


Amor y su hermana Luna, habían viajado hacía tiempo (5 años)  a La Gomera y habían conocido a dos chicos que también eran hermanos. El mayor se llamaba Ian y el menor Bob.
Ahora Amor y Luna viajaban a Gran Canaria para casarse con ellos. Iban desde Cádiz en barco, que se llamaba Merlotte.
Cuando estaban llegando el motor del barco se estropeó y tuvieron que para en La Palma.
Estuvieron allí tres días. El primer día comieron muy bien, por la tarde fueron a dar un paseo, por la noche cenaron y antes de irse a dormir estuvieron hablando un rato. El segundo día se levantaron temprano, desayunaron un tazón de leche, se fueron a ver como iba el barco y les dijeron que hasta el día siguiente no saldrían hacia Gran Canaria. Después de comer cada una hizo una cosa distinta: Luna estuvo leyendo hasta la hora de cenar y Amor fue a ver las tiendas.
Mientras tanto, en Gran Canaria,  Ian y Bob seguían organizando la boda, que se celebraba al día siguiente; y preguntándose donde estarían las chicas. Porque si las chicas llegaban tarde decepcionarían a sus padres porque eran ¡príncipes! Pero a las chicas se lo dirían después de casarse pero, sino aparecían, no se lo podrían decir.
Al tercer día Amor y Luna se vistieron de novia, cogieron sus maletas, se subieron al barco y zarparon hacia Gran Canaria para casarse. Al llegar allí vieron que eran las once y media, ¡y la boda era a las doce en punto! Tenían que darse prisa y prepararse.
Ian y Bob al verlas llegar se alegraron y se prepararon para casarse con ellas. Ian se iba a casar con Amor y Bob con Luna. Al acabar la boda estuvieron bailando hasta que se hizo de noche.
Mientras iban al palacio de Ian y Bob les contaron lo de que eran príncipes y que ellas eran ahora las princesas. Amor y Luna se sorprendieron tanto que aceptaron y no dijeron nada por no habérselo dicho.
Al día siguiente Amor y Luna volvieron a Cádiz para decírselo a sus padres y que se fueran con ellas al palacio y, vivieran con ellas y con los príncipes.
Cogieron todo lo que necesitaban, cogieron un barco para ir hasta Gran Canaria y vivir juntos. Al llegar se fueron todos al palacio y se conocieron.
Estuvieron siempre juntos. Y vivieron felices y comieron perdices.
 
La segunda se llama:LOS DINOSAURIOS.

Érase una vez hace cincuenta millones de años en mitad del cretaceo (en la era mesozoica) un huevo de plesiosaurio. El huevo era: blanco con manchas rosas y azules muy claritas.
La madre al huevo le había llamado Ramón y ella se llamaba Eva .
Eva incubo el huevo durante 4 semanas. A las cuatro semanas el huevo empezó a agrietarse y a romperse. De repente apareció un dinosaurio, que era Ramón.
Cuando Ramón nació sus amigos llamados: Adrián, Adriana y Mireya nacieron también aunque él no lo sabía. Cuando todos tenían dos años se conocieron y, se hicieron amigos y desde entonces juegan juntos. A los cinco años, tuvieron que dejar el lugar donde vivían porque llegó una plaga de devorahojas. Los devorahojas son unos bichos que cuando llegan a un lugar se comen todas las hojas de la zona en la que estén.
Llegaron a un bonito valle y le llamaron el valle magnífico, porque para ellos era magnífico . Allí encontraron un montón de hojas para compartir entre todos. Las  hojas de aquel valle les encantaban a los plesiosaurios, a los estegosaurus, en fin, a todos los dinosaurios que fueran hervíboros.
Ramón y los demás crecieron juntos en el valle magnífico : comiendo las hojas , jugando juntos, conociendo las normas del valle, etc…
Había unos dinosaurios carnívoros que vienen de lejos que se los quieren comer, y eran unos tiranosaurios Rex. Son unos dinosaurios que se comen a todos los dinosaurios que vean. Un día llegaron al valle magnífico unos tiranosaurios y los amigos de Ramón y él mismo lucharon contra los tiranosaurios y les vencieron. Pusieron la paz en el valle y todos les dieron las gracias por salvarles.
Los dinosaurios  pasaban el día a día sin pelear por la comida, sin pelear entre ellos, ayudándose, etc…
Los dinosaurios, en su valle, también tenían muchas bayas y cerezas.
Un día Ramón llego al río donde estaban sus amigos , de repente al llegar, vio a Adriana ahogarse y fue a salvarla con sus amigos. Después de salvar a Adriana se fueron a jugar juntos cerca del bosque  al perseguirse que aquí se llama el pilla pilla.
Un día hubo un incendio en el valle y todos tuvieron que huir pero, los amigos de Ramón y él lo apagaron con mucha agua. Al final salvaron el valle y todos los demás les volvieron a dar las gracias. Más tarde los reunieron en un sitio del valle, les dieron las gracias por todo, les dieron como unas especies de medallas de hojas, juntaron unas hojas y se las dieron.
Un día, un dinosaurio se encontró por casualidad (mientras daba un paseo yendo a visitar a una amiga suya)  una rama de un árbol que se había caído. El dinosaurio llamó al padre de Adrián para que lo apartara y se pudiera pasar por allí.
Los amigos de Ramón y él mismo se hicieron mayores y también tuvieron hijos: el de Ramón se llamó Raúl y el de Adrián (que se casó con la dinosaurio llamada Adriana) se llamó Yudith . Y los cuidaron con mucho cariño durante mucho tiempo hasta que cumplieron 17 años.
 Fin espero que les gusten.


 

jueves, 20 de junio de 2013

Historia de fantasía

La siguiente historia me la invente hace un tiempo. Se llama: EL VIAJE DE AMOR Y DANA:
Todo empezó un día, Amor se encontraba cabalgando por su país.
Cuando paró a descansar, se encontró un papel ,más gordo de lo habitual,que ponía menú y como le pareció raro se lo guardó.
Cuando volvió a su casa quemó el papel quitándole la capa que sobraba y vio que era un mapa:"EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS", ponía.
Llamó a su hermana Dana y la invitó a ir con ella.Cuando se reunieron le explicó todo y Dana aceptó ir.
Hacia el atardecer ya tenían todo cargado en el barco junto con el caballo, provisiones y agua.
Al amanecer partieron hacia el "triángulo de las bermudas".
A la mitad del camino les engullo una ola gigante y acabaron en las bermudas.
Como no les quedaban provisiones ni agua le preguntaron a las personas de allí si les podían dar y les dejaron provisiones y agua porque habían desparecido cuando la ola les dio.
Al amanecer del día siguiente llegaron a un lugar más oscuro de lo habitual y cuando entraron en él vieron que otro barco también entró y se lo tragó. Entonces supieron que estaban en el "triángulo de las "Bermudas".
Apareció un triángulo alrededor y apareció una isla en forma de triángulo.
Al instante apareció un fantasma y les dijo:
-"El "triángulo" os ha elegido para buscar el tesoro porque sois: buenas y generosas".
Les preguntó si tenían: un animal en el que montar, el mapa y la amistad. Contestaron que si.
El fantasma les dijo que tenían una semana para encontrar el tesoro sino les borraría la memoria y las devolvería a su mundo. Ellas aceptaron.
Buscaron durante cinco días y no encontraron nada.
El fantasma apareció y les dijo:
-" Os quedan dos días.-Antes de irse añadió-Si a pie vais los recuerdos desaparecerán pero , si otro medio usáis el tesoro encontrareis.-Y se fue.
Buscaron y pensaron durante el penúltimo día.
En el último día siguieron pensando y, entonces, dedujeron que quería decir que usaran el barco.
Buscaron alrededor de la isla y cuando casi habían terminado, se abrió un sitio en el mar.
Bajaron con el caballo y se les apareció el fantasma, y les dijo:
-"Estáis en la cueva de la amistad y si llegáis juntas al tesoro de la cueva os lo llevareis, pero,si por el camino os peleáis u os separáis no os llevareis el tesoro.-
Una vez, Amor casi se enfada.
En la sala del tesoro tenían que elegir entre la derecha y la izquierda. Entraron en la derecha.
Apareció el fantasma y les dijo:
-"Habéis elegido al puerta correcta que no tiene el tesoro. Por eso os dejo que os llevéis el tesoro.
Pasaron a la sala de la izquierda y cogieron el tesoro. Se despidieron del fantasma y se fueron.
Salieron el 20 de noviembre y llegaron el 1 de diciembre.
En ese tiempo conocieron a una sirena llamada Cloe.
Les ayudó a salir de un sunami, que casi se las lleva, de un remolino, que por un cm. no se las lleva, y de un pirata llamado: Volto, el capitán de los mares. Les hizo invisibles y no les vio.
Cuando llegaron a París, su país, guardaron el dinero y lo usaron para pagar los impuestos. El rey dijo:
-"Son los impuestos de siete años".
 Les sobraron 1000 monedas y compraron comida para ellas y para el caballo.
FIN
Espero que les guste.